La aterradora historia de Barbora Skrlova

Barbora es una  mujer de Republica Checa la cual nació con un padecimiento llamado hipopituitarismo esto es una disminución anormal de las hormonas secretadas por la glándula hipófisis y afecta a la hormona del crecimiento, no hay datos exactos sobre cuántos años tiene realmente pero ella aparenta la edad de una niña de 13 años.

Barbora empezó a tener ataques agresivos que orillaron a su familia a internarla en una clínica psiquiátrica ya que era muy difícil controlarla, ella en este lugar decía que tenía 13 años y realmente todos le creían por su aspecto físico, un día ella escapo de esta clínica y poco tiempo después llego a la vida de Klara y Katherina dos hermanas que vivían en Kuřim las cuales sufrían episodios esquizofrénicos.

Klara tenía dos hijos y vivía junto con su hermana Katherina, Barbora llego a la casa de Klara en su papel de niña e hizo que la aceptaran y básicamente la adoptaron, Barbora llego con una idea de que tenían una misión en este mundo y tenían que cumplirla, estas dos hermanas se dejaron influenciar muchísimo por Barbora y básicamente hacían todo lo que ella decía incluso las hizo entrar a una  secta que les inculcaban cosas extrañas como el incesto, raparse o no bañarse.

Poco a poco barbora empezó a mostrar ciertos celos hacia Klara por sus hijos ya que ella a pesar de todo era buena madre y esto a Barbora no le agradaba para nada pues ella quería toda la atención de Klara.

Barbora empezó a hacer cosas que sabía que alterarían a Klara como desordenar o romper cosas y acusaba a los hijos de Klara diciendo que ellos eran los que hacían todos esos destrozos, Klara llego al punto de estresarse tanto por sus hijos que en un arranque de enojo Barbora le dijo que los metiera en una jaula y los bajara al sótano a lo cual Klara accedió.

Aquí los niños comenzaron a sufrir un infierno pues Barbora manipulaba a Klara y a Katherina para que lastimaran a los niños de muchas formas diferentes incluso en algún punto las convenció de practicar canibalismo con los niños ya que esto era parte de la secta a la que se unieron y cumplían con lo que se cuenta en la historia de Hansel y Gretel a la cual Barbora le tenía una obsesión.

Un día barbora convenció a Klara de instalar una cámara para tener más controlados a los niños en el sótano, lo que no imaginaron fue que uno de sus vecinos instalaría igualmente una cámara por lo que un día las señales se cruzaron y el vecino descubrió que los hijos de Klara estaban en el sótano.

Su vecino llamo a la policía y fueron a investigar, en el lugar encontraron a los dos niños y a una niña la cual estaba llorando “aterrada” y dijo llamarse Anika (esta niña era barbora)

Los 3 niños fueron llevados a un hospital, lamentablemente uno de los hijos de Klara falleció por las heridas que tenia, su otro hijo pudo dar su testimonio sobre los maltratos realizados por su madre, su tía y Barbora indicando que principalmente era Barbora la que manipulaba a las mujeres.

Por su parte “Anika” logro escapar del hospital y no dejo rastro alguno. Se dice que los miembros de la secta a la que pertenecía la ayudaron a escapar a Noruega.

Ahí fue donde se le encontró nuevamente pero en esta ocasión fue distinto pues ahora era un niño se hacía llamar Adam, había cortado su pelo y engordado, en Noruega ya tenía una nueva familia a la cual igualmente le había mentido sobre quien era, indicando que tenía 14 años y que sufría maltratos y por eso había huido de casa.

Cuando fue capturada se le juzgo junto a Klara y Katherina quienes tuvieron sus condenas de 12 años para Klara, 10 años para Khaterina y 5 años para Barbora.

Barbora apelo su libertad por buena conducta en 2011 y actualmente no se sabe de su paradero.

Esta historia está basada la película de “La huérfana” y realmente es muy interesante ver que poder tan grande tiene la manipulación.

Cuéntanos que te pareció este caso, déjanos tus sugerencias o peticiones y con gusto ls haremos, no olvides suscribirte al blog para no perderte ningún post y seguirnos en nuestras redes sociales.

Autor entrada: encaminoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *