CONSEJOS PARA CONTROLAR LA ANSIEDAD

Comúnmente se presenta en situaciones extremas de miedo o frustración, ante estas situaciones es normal experimentar síntomas como:

-Taquicardia.
-Dolor de cabeza.
-Aumento de presión arterial.
-Sudoración.
-Dificultad para respirar.

Los síntomas disminuirán al calmarse o ya pasada la situación que los provoco.

Cuando el sentimiento excesivo de incertidumbre, preocupación y miedo se vuelve continuo en situaciones cotidianas se puede considerar como patológica; esto quiere decir que ya es considerada como una enfermedad.

Puede presentarse en cualquier momento del día sin un activador como estrés o miedo, es aquí donde esta afecta a la persona que lo padece pues influye ya en las actividades diarias.

Cuando ya se considera patológica es porque los síntomas ya son más intensos como:

-Dolor en el pecho y brazo izquierdo.
-Aumento del ritmo cardíaco.
-Respiración acelerada.
-Sudoración
-Temblores
-Sensación de cansancio
-Desmayo (en ocasiones)

Suele pasar que al acudir al doctor este nos diga que estamos “bien”, pues en los estudios realizados no hay anomalías en nuestro ritmo cardiaco, ni aumento de presión que pueda indicar que algo anda mal realmente.

Probablemente llegues a enojarte con los doctores por esta situación, pues tus síntomas están ahí, pero en los estudios no aparecerá nada, ya que la ansiedad se presenta por problemas psicológicos. No te estamos llamando loco, créeme hemos pasado por esta situación, cuando has llegado este punto lo más recomendable es acudir con un psicólogo.

Sabemos que esto resulta ser muy complicado por el tabú que existe al decir que vamos al psicólogo, por eso te dejaremos algunos consejos que te resultaran muy útiles en una crisis de ansiedad.

1.- Respiraciones Profundas: Lo primero que se altera es la respiración, inhala y exhala lenta y profundamente.

2.- Cambia tu pensamiento: Piensa que estas en un lugar donde te sientas a gusto, que estas acompañado de alguien que te provoque la sensación de seguridad o también puede funcionar escuchar música relajada o la que más te guste. Esto desviara tu mente del pensamiento de miedo.

3.- Evitar Estimulantes: La cafeína, el azúcar o la nicotina ayudan a que la ansiedad surja constantemente ya que estos te mantienen alerta, en especial la cafeína. Disminuye el consumo de estos. Y mucho menos consumas bebidas energéticas, ya que te afectaran mucho más que los anteriores.

4.- Frase Positiva: Puedes utilizar cualquier frase positiva que quieras, lo importante es que mientras sufras un ataque de ansiedad la repitas constantemente, no es necesario que lo hagas en voz alta con solo pensar que la dices puede funcionar, repítela muchas veces para que tu mente se distraiga en ella y la sensación de ansiedad disminuya. Por cierto, mi frase es “ME SIENTO BIEN”.

5.- Compañía: Estar con alguien que nos genere seguridad puede ayudar bastante, si tienes a alguna persona que sepa que sufres de estos ataques y te brindan apoyo en esta situación, acude a esa persona. Puede ser tu pareja, familiar o amigo, lo importante es que generen en ti el sentimiento de seguridad y que todo estará bien.

Ten en cuenta que no todas las personas entenderán por lo que pasas por eso debe ser alguien que de verdad sepa que la ansiedad no es un juego. 6.- Acostarse o Sentarse: dependiendo del lugar donde te del ataque, recuéstate o siéntate unos minutos mientras respiras con la mayor tranquilidad que puedas.

Autor entrada: encaminoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *